viernes, 14 de mayo de 2010

Asuntos pendientes




Amores que aún nos quedan por probar.
Profunda sensación.
Lo sorprendente es que no cambian nunca
las personas a las que se refieren
porque es cuestión de hondura
y no de variedad.
Quizás porque el amor nos sea siempre
un misterio profundo e inabarcable.



Ybris


8 comentarios:

Maria Varu dijo...

el amor en si mismo es siempre una aventura... como escribió Neruda "nosotros los de entonces ya no somos los mismos" y debemos seguir descubriéndonos a cada momento, a cada instante, a cada paso...

besos

ybris dijo...

Así es, María. El amor, hasta con la misma persona, es siempre un descubrimiento y un nuevo encuentro.
Gracias por tu presencia continua y tus palabras aquí.

Besos

irene dijo...

Un abanico de posibilidades..., cuando el amor se ha ido cuidando con esmero día a día.
Un beso, Ybris.

Arya dijo...

Solo digo... el amor, no es siempre.

Mas abrazos querido Ybris : )

ybris dijo...

Eso es lo difícil, Irene: cuidar el amor que se conoce.

Besos.

ybris dijo...

Hay amores que se pierden Arya. Naturalmente. La verdad es que pasa siempre cuando depende de dos.

Besos.

Simplemente Olimpia. dijo...

Siempre desconocido, siempre conquistable, ese es el amor insondable... el único bien llamado "amor" Como bien dices, el único "pendiente".

Un beso des/conocido.

Olimpia.

Ojalá nunca te aprendiera
y supiera que nunca llegaría
que antes que mi mano te alcanzara
siempre me encontrara perdida.

ybris dijo...

Siempre hay amores pendientes, Olimpia.
Sobre todo porque nunca se llega al fondo del que ya tenemos.

Besos.