lunes, 24 de abril de 2017

La Maleta





Vacíe a mi sien... La deje respirar y por unos segundo, desapareció todo... Incluso el afuera y el adentro, el vacío y la nada... Aquellas guerra, y sus metrallas en preguntas, todo quedó bajo una sopor y la niebla, aquella arena de mis ojos dejo paso dejaron paso a un coma ficticio e irracional, exhausta no supe que pasó más...

Cuando abrí los ojos, estaba dentro de una maleta, mi brazo era mi pierna, mi pierna mi cabeza, y esta iba por libre, separada rodaba volteada por la maleta como una pelota por raqueta en mesa.

Había una oscuridad sepulcral, mis ojos viajan por cada rincón buscando una resquicio que pusiera un poco de luz y respuesta a ese habitáculo ¿Por en el cual Sentía correr un fluido rojo y mis manos intentaban recoger aquel líquido espeso y cálido... ¿ Por qué intuía que era vital para mi existencia? ¿Que aquel olor era familiar? Mis dedos... ¿Dónde estaban mis dedos?

¡Ay! Dios, no encontraba mis manos, mis dedos... Yo quería probar aquel líquido... pero no encontraba a mis manos... Mis ojos buscaban y buscaban por aquel revoltijo de tripas... ¡Ya!

ya encontré a mis manos, hundí uno de mis dedos, cogí al dedo corazón y toque aquel líquido, cada vez menos templado, menos líquido y lo llevé a mi boca... Tenía un leve sabor dulce y salada... ¡Era sangre, mi sangre, tan mía, con tanto sabor a mí...!

¿Qué pasó, porque yo estaba desmembrada metida en una maleta? Que me hizo estar ahí, a trozos sin mí, sin ser yo... y siendo un equipaje de nadie?

Todos mis fragmentos comenzaron a sudar, y sudar... corría mi sudor al compás de aquella sangre que salía ya por todos los rincones de aquella maleta... Sabía que si no ponía remedios quedaría seca en décima de segundos, mis arterias se vaciaría sin remedio, y mi latido se apagaría como un generador sin corriente...

Desperté sudando... Al final aquella mujer metida en una maleta fue solo un sueño... ¿Un sueño?

¿Mi cuerpos en pedazos fueron parte de un sueño, o era la pura realidad?

Volví a sentir un miedo aterrador... la tormenta seguía con su machacona música, con sus luces de neón dando luz al momento más vacio, a la nada.

Ahora la maleta tenían otro sentido... mi vida era un fragmento de todas mis ilusiones, de cuanto me hubiese gustado ser o tener... Solo quedaba la esperanza de saber componer aquellos fragmentos y poner en orden aquella maleta.



Carmen Hernández Rey



domingo, 23 de abril de 2017

Semana dedicada a Carmen Hernández Rey




Cuando acabe el amor




Cuando el amor ya no baste

y tu voz rasgue el vacío.

Cuando la primavera acabe

y el invierno esté mas frío.

Cuando tu ausencia me abrase,

a pesar de estar conmigo,

tendré el valor de alejarme

y dejarte ser tu mismo.



Gloria Lacoma




sábado, 22 de abril de 2017

Hijos de La Madre Tierra




Ancianos olvidados

desechados por los de su sangre,

Niños que visten huesos

luciendo una sonrisa,

Adultos que olvidaron su niñez

acaparando espejismos.

Hombres y mujeres recomponiendo

pedazos de un corazón destrozado.

Sombras deambulando sin sentido.

Bajo el frío asfalto,

gimiendo está la madre Tierra.

Llora porque los hombres…

no encuentran su camino.



Gloria Lacoma



viernes, 21 de abril de 2017

Letargo





Mientras duermas

Intentaré ahuyentar el ruido

sofocar mi llanto, silenciar el viento.


Mientras duermas, calentaré la casa

me sentaré en mi sitio y seguiré escribiendo

aquellos versos míos.


Mientras duermas

continuaré soñando sueños, coloreando estrellas

y guardaré el tesoro, que cada una encierra.


Porque cuando despiertes de tu dulce letargo,

veré inundados tus ojos de gratitud infinita,

por haber cuidado de ti, cuando tu ya no podías.


Yo agradeceré tu gesto, con un beso sin palabras,

te robaré una sonrisa, te contaré mil historias

que inundarán nuestra alcoba de sueños y poesías.


Tu espíritu ya mas cercano, me acogerá sin reparos,

danzaremos hasta el alba, embriagados por tu música,

pasearemos descalzos por ese camino nuestro

hasta el riachuelo aquel, que con agrado nos mima.

Yo gozaré al contemplar que vuelves a ser la misma.



Gloria Lacoma



jueves, 20 de abril de 2017

Cuando te perdí



Al atardecer

fui a tu encuentro,

tan sólo las olas del mar

me acariciaron.

Te miré a los ojos...

ya no eran los míos,

se habían ahogado

bajo los hechizos

de aquellas sirenas...

de aquellos sonidos

que....en ocasiones,

llegaban hasta tu ser,

arrastrados por el viento,

desde las profundidades de un mar.....

que yo sentía enemigo.

Te dejaste llevar por la magia,

esa belleza aparente...

tan sólo un rumor ficticio.

Todo cuanto pretendían

era llevarte consigo,

a lugares tan remotos

que....ni siquiera

al rozarte la mano,

conseguí...que despertases

y te vinieses conmigo.



Gloria Lacoma



miércoles, 19 de abril de 2017

Gratitud



Canciones del alma que renacen,

serenándome dulcemente.

Sombras que se alejan despechadas

por haber creído ser mas poderosas.

Destellos de luz en el horizonte,

son las metas que ya no están desenfocadas.

Amor por la vida en cada instante,

gratitud por resurgir de cada prueba.

Anhelo por vivir intensamente.



Gloria Lacoma



martes, 18 de abril de 2017

Almas perdidas



Cuadernos desojados,

sentimientos por definir,

vericuetos extraños del alma

que no atina a descifrar el camino anhelado.


Cansancio de una vida

de apariencias, engaños

y corazones mutilados,

incapaces de dar y sentir amor.


Otoños sucediéndose

sin dar tregua, sin compasión.


Almas perdidas

en una jungla irreal

buscando un sendero

de luz y fragancia amables.


Almas conformándose

con una rama seca,

sin vislumbrar ese hermoso árbol

que tan cerca reposa,

anhelando ser descubierto

para ofrecer su intenso amor.


Las dos caras de la vida,

las dos caras del alma humana.


Dos caminos para elegir

el que nos conduce a la locura

a la desorientación,

o el que descubrimos

buceando en nuestro interior.

Un camino hacia la felicidad.




Gloria Lacoma



lunes, 17 de abril de 2017

Abraza la vida




Sé que tus miedos

vuelven a invadir tu pecho,

enhebrando esos recuerdos

que deseas olvidar.

Sé que acaricias la idea de ser feliz

con mano temblorosa.

Sé que lograrás tu propósito

abrazando la vida

a través de aquellos dulces ojos de bebé

que anhelantes, exploraban

todo lo nuevo que ella les ofrecía.



Gloria Lacoma



domingo, 16 de abril de 2017

Semana dedicada a Gloria Lacoma
















LOS PÁJAROS DE LA NOCHE



Los pájaros de la noche
vienen
con un enjambre que franquea las dunas del pasado
en el sobresalto
de unos cánticos bajo el agua.

Y vienen
con las rocas del exilio.



Frank Pereira,




sábado, 15 de abril de 2017

ENIGMA




Por esa noche de catorce mares de anchura, por el acoso de un pasado y sus ranuras de malva, son mucho los pasos al final del grito.

Al escurrir sus miradas con sus destellos oscuros y sus pedregales fervientes, los seres que nunca fueron, nunca serán.

Serán de un futuro con sus ventanas profundas, vestirán el misterio de infinitas lenguas en la humedad de un destino, cuando desaparezca la noche con la invención del silencio.

Solo en sus pasos se iniciará el sueño.




Frank Pereira




viernes, 14 de abril de 2017

HOY




Hoy
es el aniversario

de las voces
que corren por un crepúsculo
de colores desnudos.
.
Hoy
he trepado
los círculos rojizos de un desierto
con las arenas
recurrentes del azar.


Hoy
no habrá
ranura
en las paredes de un abismo,
con sus gritos
horadando el vacío.



Frank Pereira




jueves, 13 de abril de 2017

CONFINES




He recorrido
confines
que suscitan lejanías
hasta derramar la última gota de luna.

He recorrido los silbos circulares
con los fulgores de la lluvia,
que huyen hacia la noche como penumbra
hendida por el viento.

He recorrido...



Frank Pereira




miércoles, 12 de abril de 2017

LA REGIÓN FRONTERIZA DEL ESPÍRITU



En la región de las bayas
entre racimos fronterizos,
la raíz constelada de la niebla
naufraga
en el vientre del alba
y el olvido reclama la fuga de unos ojos,
en los peñascos trepidantes que divagan por la salpicadura de la intemperie.

Y en las regiones celestes
una ventana se llena de gritos al escurrir los confines en la orilla de la bruma.

En la esquina extraviada del espíritu con sus colinas tatuadas en el fondo de los espejismos.



Frank Pereira




martes, 11 de abril de 2017

ES INÚTIL CALLAR



Es inútil callar
cuando el verbo rueda insaciable
detrás de una huella lejana
que nada cambia los pasadizos tempranos.

Y los huecos azules
enredan voces
sobre los meandros de viento.

Es inútil
llegar al desván del silencio.

Es inútil callar...



Frank Pereira



lunes, 10 de abril de 2017

NOSTALGIA




Quizás
la ilusión de la lluvia
abandona el acantilado de una estrella
donde alguna vez habitó el misterio
y las fieras desnudas del trigal
rompen las vertientes del cielo
después de tanta pasión desgarrando el sueño del estio.

En el afán de un desierto que derrama su maleza de nieblas
detrás de una línea de sal.

Y recordando tus labios en flor
igual que un náufrago cambia su piel
y los ocasos guardan latitudes enredadas al fuego
cuando sobrevive la desnudez del olvido con sus cortinas de fulgor
y sus pasados onerosos desatan caminos nublados.



Frank Pereira




domingo, 9 de abril de 2017

Semana dedicada a Frank Pererira

















Surcos escritos en tu piel...



Surcos escritos en tu piel

querría recorrer sin máculas de prisa,

leer el mapa de tu cuerpo con la lente

que difumina la mirada,

a solas con tu halo de hermosura,

a sabiendas del peligro del fuego que me quema.



Dedos impacientes escarban el vacío

de tu nombre oscilante

con la danza incontenida del deseo

por sentir como mío el lecho de tu eco,

la propia soledad de un sueño

tras los rizos inexplorados de la ausencia.



Eugenio Mateo



sábado, 8 de abril de 2017

REFUGIADOS




Me aburre esperar ante el paso cebra de una disyuntiva,

un semáforo rojo impide ver los acantilados de Lesbos

y el mar es un océano de tráfago insensible en plena tierra firme.

Corremos por los campos de Serbia perseguidos por la luna,

sin saberlo, tomando un café mientras pasa el tranvía.

Vamos a lo nuestro, como todos, a llegar primero,

desconocedores de las punzadas del alambre de espino,

azuzados con los perros de los paraísos opacos,

porque piove, piove, porco governo,

y es tan malo no querer como no ser querido.

Me conmueven los niños de estas fotografías

y lloro lágrimas de cocodrilo tras las gafas de sol

cuando las imágenes me cuentan de su miedo,

es el reflejo de los ojos de mis niñas

en las caritas inocentes de las víctimas

lo que me emociona.



Eugenio Mateo,




viernes, 7 de abril de 2017

PRIMERA LÍNEA




Llueven destellos de delirio sobre las posiciones de primera línea,

soledades y barro pavonan con miedo los laureles de las encomiendas

y la próxima granada arrancará de cuajo cualquier miembro al descubierto.

Por la tierra de nadie nada se mueve desde la húmeda capota de la noche

pero acecha la muerte en busca de objetivo sin depender bandera.

Han traído las glebas del destino las manos que cavaron las trincheras

y unas armas herrumbrosas e inservibles vinieron a imponer el cuerpo a cuerpo.



Se escriben mensajes en la tregua del momento con botellas

que navegan por mares carentes de respuestas.



Desde los mullidos sillones de la retaguardia

no se publica ya la lista diaria de las bajas,

el cariz del pretexto resulta tan inútil como absurdo.

Viendo a los cuervos vaciar las cuencas de los ojos de los muertos

se despierta con alerta la conciencia dormida mucho tiempo.



La decisión es propia, se puede ser un desertor valiente,

si acaso el valor se pudiera medir por el número de heridas,

y ponerse en pie con las manos en alto, sin rendirse.

Abandonar el campo de batalla con la vida puesta como único trofeo,

sin temor al tiro por la espalda.



Eugenio Mateo



jueves, 6 de abril de 2017

MARINERO




No voy a la deriva,

mi barca surca decidida por un mar de rugidos

con vientos de levante que inflaman las velas

y yo miro adelante con el rumbo fijado.

Soy un niño marinero de agua dulce

aventurero del vaivén de las olas

que empujan y mecen,

náufrago del infinito azulado

que descubren las sirenas cuando me seducen.




Eugenio Mateo




miércoles, 5 de abril de 2017

LA NOCHE





En el lugar secreto de nuestras citas

te recibo bajo el manto que todo lo enmascara,

noche volandera que traes en tu sudario, flotando,

nuevos ecos.

Distingo la música que suena lejana detrás de los tejados,

unos cómplices gemidos desde aquella ventana,

tu propio rumor envuelto en mil distancias,

el ritmo del latido que retumba en la sien.

Te barrunto cuando las sombras preceden tu llegada,

y me pongo en guardia por ese trazo de temor que me despiertas

al dejarme a solas con mis sueños,

opacos reflejos en tu espejo.



Te deseo a la vez como un amante indeciso

en el momento crucial de la renuncia.



Me agotará finalmente el abrazo opresivo

que urge al tiempo en tu contra,

pero te habré vivido sin movernos de la cama,

siguiéndote el juego

hasta que solo seas un color más

en la luz del nuevo día.




Eugenio Mateo




martes, 4 de abril de 2017

He grabado en el muro...




He grabado en el muro de hielo del recuerdo

una frase con acento de epitafio:


Surcan las ballenas grises tu mar inexplorado


Se funden para siempre las morrenas

en los acantilados blancos

de la noche más larga de mi vida.

Hace frío.

Por el silencio se arraciman

las estrellas brillantes de la escarcha,

en la helada, rotos, se miran al espejo

los sueños inertes del olvido.


Camino del sur vagabundeo

tras las huellas de quimeras perdidas,

la salida natural de la ciudad parece despejada

aunque es el mismo frio el que viaja conmigo

rumbo a ninguna parte


Un reguero de sangre mancha la nevada



Eugenio Mateo



lunes, 3 de abril de 2017

ELEGÍA



En las otrora compactas oleadas

de aguerridos jinetes como fuimos,

el fuego graneado de la muerte

va sembrando de ausencias nuestras filas

y al surco de la tierra vuelan

íntimas semillas de memoria.



Seguimos cabalgando, a la carga. Siempre a la carga.

Con la lanza de la vida en ristre

por un estéril campo de batalla,

erial de flores agostadas,

páramo de sombras y azabaches.



La avalancha de los viejos tiempos, que nunca volverán,

son sólo ya presagio del encuentro inapelable

con la bala perdida,

que desde el otro lado de la luna,

vendrá a matarnos.



Eugenio Mateo



domingo, 2 de abril de 2017

Semana dedicada a Eugenio Mateo






Para aquellos




La tierra se despega de mis pies,

mi piel se funde y va deslizándose,

mis ojos se tornan hacía los adentros

y tienen más luz que ahí afuera.



Se cubre mi lengua de rosas

para decorar las espinas que se clavan en la garganta.

Endulcora mis labios, un café con leche.



Es imposible, que tú, me veas como yo me veo.

Es imposible, que tú, me entiendas como yo me entiendo.



Y observo, cometiendo los mismo errores, sin darme cuenta.



Cómo luchamos por el protagonismo.

Cómo agotamos las palabras sin censura.

Qué dificil es transformar las enseñanzas en práctica.

Y por consiguiente, en un hábito, imposible de quebar

por mucho que se empeñen.



Aprendo a respirar profundo, sí, es lo que hago.

Que los que tiran las lanzas se aburran,

por no encontrar reacción alguna en mi.

Sí, es la opción que escojo.



Porque yo no tiro lanzas.

Porque yo no ataco a nadie.

Porque yo no comprendo a todos, ni sé de todo.

Pero mi conciencia está tranquila.

Mi alma en paz consigo misma.



No espero que me entiendan.

No espero que me escuchen,

no, si pretenden que me repita como un loro,

malgastando mis energias en el esfuerzo,

para llegar al mismo resultado.


Sigo mi rumbo y sigo mi brújula.

Son pocas las criticas y los ataques.

Sé, que se avecina tormenta, que llegarán más.


Los que más me aman en este mundo,

son los que mas me muerden,

los que creen que tienen posesión de mi ser,

los que menos me entienden.


Un guerrero que explora más allá de sus tierras,

no se deja vencer por las adversidades,

por las heridas o cicatrices.

Su hogar está donde está su corazón.

Su familia es todo ser que se encuentra a su paso.

Su mundo no tiene fronteras.


Las peores guerras ocurren en su interior

y aún asi, sigue consigo mismo, incomprendido por todos,

al menos en vida...


Solo cuando se muere, solo entonces, se nos venera.



Ainhoa González




sábado, 1 de abril de 2017

Próximos poetas


Próximos poetas:

Eugenio Mateo


Frank Pereira


Gloria Lacoma


Carmen Hernández Rey


Isabel García Hualde


Teresa Ramos Rabasa

Amaia Barrena García

Lenguas





Lenguas de lenguajes,

de dialectos,

de amantes del arte,

de artistas que aman

...perdidos en las calles.



Que son extraños

en los ojos ajenos.



Llevan los zapatos destrozados,

polvorientos.

Llevan incontables los intentos.

Mantienen la frente en alza,

en bandera de sus sueños.



Trotamundos, en tierras lejanas.

Controversia entre lenguas.

Las neuronas creativas,

debaten durante horas,

durante años...

Una lengua extraña

se instala en la mente.

Y la propia pierde elasticidad.

El arte naciente,

a la espera...

Buscando los focos, las miradas,

el publico que los escuche, los mire...

Con una lengua propia

y otra u otras, en la audiencia.

Lenguas, lenguajes

expresando realidades

de los corazones del arte,

palpitando pasiones,

tarareando canciones,

pintando rostros que buscan

en el sonido, un entendimiento nuevo


¡Cuántos artistas perdidos entre las calles!

¡Cuántos artistas perdidos entre lenguas!



Ainhoa González