martes, 19 de noviembre de 2013

PALABRAS PARA REGALO





Algunas palabras se envuelven para regalo.

Hablan de ti,

de tu hablar con otros.

No del hablante.

Son un regalo.



Iluminan las tinieblas de tu propio infierno

para que contemples a tus demonios sin terror,

a tus mismos demonios,

sin ningún terror,

como cuando visitas de día el cementerio

donde no están enterrados tus muertos.



Algunas palabras saben más de ti que tú misma.

Para escucharlas debes hacerte transparente

como la luna a mediodía,

abrir tus costillas

para liberar el ave que enjaulan.

Dejarla volar.



Algunas palabras se envuelven para regalo.

Son para ti,

para que seas tú.

Ninguna otra.

Regalo de amiga.



Estela Puyuelo