martes, 10 de julio de 2012

Estrías de Santo




Yo confieso ante ustedes
ante mi propio pasado
ante mi pecado mortecino
que no me arrepiento,
que soy aliento errante
un camaleón de las palabras,
una serpiente enroscada
lista para volar,
una corona de rosas sangrantes
dispuesta para quien la quiera recibir.

Por mi culpa
por mi gran culpa
salió este verbo encabritado
y cruzó el abismo hasta la tierra de tus padres,
allí el sol cegó estos ojos
mas no pudo matar la mirada,
y es que no dejé nada para la guarida
apenas un verso desnutrido.

Y en el final de mi falaz poema
solo quedaron las marcas en este costado,
lo profano abierto en la mente del verdugo
y fuí animal sesudo
hueso y pellejo con estrías de santidad.



Elisa Alcántar Cereceda


13 comentarios:

José Manuel dijo...

Profundamente reflexivo este poema que puede ser todo menos oración.
Me guasta mucho la originalidad de tus versos.

Besos

Meulen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Meulen dijo...

Saludos poeta
un poema muy sentido y directo...
soberbio si acaso...pero que no deja de expresar la mirada del poeta
que valientemente toma su espada de la palabra
y arremete a los avatares de la vida...
que sin embargo igual la reciente o lo reciente ...pues al fin lo que se recibe de respuesta puede ser mas doloroso e impropio de lo que se espera...

un abrazo grande!
(me da gusto tener dias para leerte amiga ...donde sea claro)
Saludos al que te presenta por su sitio

abrazos sinceros!

Maritza dijo...

De qué manera llega la honestidad a través de tus versos,Ely...llegan bañados de vivencias, llegan cantando madurez y presencia firme. No que no duelan, pero se es conciente de ello; se es sincero a través de ello, y se contruye a partir de todo.

Mis grandes felicitaciones, Ely querida.
Y a Fernando un abrazo.

Darío dijo...

Te aliento a pecar para seguir escribiendo, tan hermosamente...

El Gaucho Santillán dijo...

Literatura y honestidad van de la mano.


Me encanta ese trozo del "Yo pecador".

"..por mi culpa. Por mi gran culpa..."



Un abrazo.

Gilberto Cervantes dijo...

Cuando el valor y el temperamento se unen al arte de las letras, no pueden mas que parir estos hermosos versos. Me ha encantado tu poema Lisa.

Besos y se feliz!

Gustavo Figueroa V. dijo...

Los poemas de Elisa son bellos y tienen rabia, a veces, hay deseos de ternura; son en algvunos casos un esupitajo a la farsa y a las adulaciones bobaliconas...hay sentimientos de una mujer que no se guarda nada y que aflora en la poesía con una belleza única.
Este poema es una muestra de lo que aquí escribo me parece tenázmente bello!
Amigo me ha gustado mucho tu blog y te dejo un gran saludo desde Suecia.

Osvaldo Rene Alberto dijo...

En esa fuerza y esa originalidad, está la sanfre viva de una gran poeta.
Felicitaciones Licha.
Saludos

Verónica C. dijo...

Mira que te he leído, Elisa... Este poema me parece de los mejores, es una gozada.
Tiene una fuerza impresionante.
Si estuviera en un libro doblaría la esquina de la página para tenerlo bien localizado.

Besos

Oréadas dijo...

Excentes poemas de Elisa, tiene mucha sensibilidad para trasmitir sentimientos. La sigo hace muchísimo tiempo.
Un besito :)

Migli2007 dijo...

Tu verbo, tu poema, sale de tu mano, vuela y se enclava en quien te lee, Elisa.
Un gran abrazo para ti
Maffi
::
Con vuestro permiso camino por este Blog para conocerlo
Saludos a Fernando Sarría.

Lichazul dijo...

MUCHAS GRACIAS !!!!

queridos míos qué precioso momento y qué lindo leerles acá
su constancia y buena voluntad es el mejor estímulo para la creación, es cierto;

el que escribe lo hace desde la soledad , pero este feedback con el lector enriquece la tinta, abre perspectivas, crea lazos que otros medios no pueden , lo virtual nos acerca , nos democratiza y nos complementa y lo mejor es que es tiempo real, haciéndose una herramienta maravillosa .

Abrazos a cada uno por estar acá y dejar sus preciosas huellas