martes, 24 de julio de 2012

Se apaga el canto




La sombra se arrancó la máscara
mostrando su estrategia.
El púrpura de sus ojos
desveló evidencias
con inquina.

Quedan horas para el alba,
cuerpo mío.
Cuerpo que un alma habitara.
El trance está cumplido,
apenas llega luz para otro giro,
ni queda latido ya ni causa.

¿Hasta cuándo perseguirnos?
Si conozco el último de tus hilos.
Ya se apaga el canto.
Si conozco el último de…

La sombra estaba.




Trini Reina


1 comentario:

Lichazul dijo...

poema que evidencia el temor y la perturbación en la voz hablante y que Trini sabe darle cuerpo y el matiz para que nosotros empatizemos con él.
felicitaciones