jueves, 12 de julio de 2012

Hombrelobo




Que delicia pensarte
te mueves acechando
eres el deseo personificado
el rubor húmedo que eriza toda mi piel
devoras cada noche de mis noches solitarias
mi luna te aguarda
mi sed tú la calmas
eres lo fiero que mi vientre goza
el sendero por donde tus huellas me queman
eres animal indómito en mi aposento de versos
cómo presionas el destino
juegas con el influjo de la distancia
tu aullido me enloquece
y quiero más, siempre más.
Vibra la vida en tu mirar
la noche se refleja en ella
y feliz me pierdo en tu cabello
olvidándome de toda responsabilidad.




Elisa Alcántar Cereceda


4 comentarios:

Jerónimo (J.Galán) dijo...

Hay fuerza y pasión en estos versos.
La fuerza que inspira ese animal que todos llevamos dentro,llámese hombre-lobo o mujer-pantera.

Un placer leerte Lichazul.

Elizabeth dijo...

Licha es domadora de la palabra y artífice de un corazón sin medida. Gracias Fernando por compartir su vibrante poesía.

María Socorro Luis dijo...

A estas horas de la noche, es un mágico placer leer tu poema.

Bonitos sueños, Eli.

Lichazul dijo...

MUchas gracias Jerónimo, Elizabeth y Socorro por llegas hasta acá y dejarme sus palabras, son lazos hermosos en donde seguir construyendo puentes

abrazos grandes