miércoles, 2 de octubre de 2013

De piel






No me rompas la piel,

rómpeme el deseo.

Mojando mis puntos cardinales

con tu boca.

Bailando mi palabra y mi certeza

en las estaciones de tu cuerpo.

Manchando de saliva la poesía que me habita

hasta difuminarla en los bordes de tus labios.



No me rompas la piel,

rómpeme el destino.

Acuchillando mi carne con las vibraciones de tu cuerpo.

Engullendo sombras entre sábanas blancas.

Perfilando caricias con palabras.

Escribiendo las entrañas de tu nombre

en los instantes de luz.



No me rompas la piel,

rómpeme la muerte.

Lamiendo la ausencia de tus ojos

en la oscuridad del silencio.

Despoblando de jazmines las caricias en mis muslos,

vistiéndolos en las sombras de lo impronunciable.

Preñando la lujuria de mi boca con las raíces de tu nácar.

Descansando en mi vientre, consumido por el abandono.



Susana Násera










2 comentarios:

Rafael dijo...

"...No me rompas la piel, rómpeme el alma con tus besos..."
Un abrazo y feliz miércoles.

Susana Násera dijo...

Gracias Rafael, un fuerte abrazo.