lunes, 28 de octubre de 2013

Ex Nihilo


No existe causa sin tacto,
ni efecto sin mano.
Las miradas no precisan
de brújula para nacer
tormentas.


Diana Álvarez

1 comentario:

Otto dijo...

tengo la certeza de que las tormentas no entienden de puntos cardinales, aunque a veces nos rocen las verdades.