martes, 1 de octubre de 2013

Una poesía






Me gustaría hacer una poesía

con el hambre de tu cuerpo saciándose en mí.



Una poesía con esa debilidad infinita

que me atraviesa cuando te siento cerca.



Me gustaría escribir

versos con la textura de tu nombre

y el sabor que deja la sal en tu piel.



Quiero escribir a escondidas una pasión que delira,

un tomento que enciende y provoca,

un deseo que arranca gemidos a mis labios

cuando mis manos son tus manos.



Quiero escribir para ti

teniendo tu presencia en el umbral de mi cuarto

desgranando todos mis secretos.



Y el aroma de tu piel envolviéndome.


Quiero hacer una poesía que te acerque a mi

y dejarme llevar al escribir solo para ti.



Susana Násera

3 comentarios:

Rafael dijo...

Quizás ya has comenzado a escribir ese poema, sin darte cuenta.
Un abrazo.

© José A. Socorro-Noray dijo...

Escribir poemas ya lo haces y, además... ¡Me encanta!

Un fuerte abrazo.

PS: Agradecimiento a Fernando por regalarnos esta delicia.

Susana Násera dijo...

Gracias siempre, Rafael y Alberto, por vuestro cariño.

Un fuerte abrazo