jueves, 12 de diciembre de 2013

Emociones y pesares de un duro invierno





Mil piedras he pisado,

con lesiones en los pies

paso a paso voy caminando.

Un poema siempre en mi sentir

callado me puede herir.

¡Es tan difícil arañarle

una simple caricia,

a esta vida!

El frío hiela el corazón;

pensé que llegaría el calor

pero late débil

y no prende hoguera.



Isabel G. Jiménez