martes, 10 de diciembre de 2013

Si me dices...





Si me dices que no te deje,

yo te digo que mi alma te pertenece,

que nunca duerme sin ti

y que jamás sin ti amanece.

Si en algún momento crees perderme,

no te engañes, que bien sabes encontrarme,

que en el camino tropezaste conmigo

y el punto exacto estará en tu corazón, por siempre.

Si de nuevo, aún con miedo, aposté,

no fue por la apuesta sino por ti, mujer,

que en tu nombre muero deseándote

y en él quiero vivir la pasión de iluminarte.

Si me dices que no te deje,

yo te digo que mi alma te pertenece,

que nunca duerme sin ti

y que jamás sin ti amanece.




Isabel G. Jiménez