jueves, 5 de diciembre de 2013

Escribo





Escribo para dar a luz partos

ordinarios,

para engordar y

quitarme el hambre, fatigas.

Para alzar manos

en cuerpos desnudos,

llenos de mentiras.



Escribo para compartir

sonrisas y llantos,

para beber en fuentes públicas

aún no contaminadas,

acariciar distancias,

romper torpezas y

soñar primaveras.



Escribo para la caja de mis

debilidades,

el aburrimiento de

mis venas y el exceso de tinta,

escribo para hacer surcos en las calles

de tierra urbana.



Pedro Javier Martín Pedrós