miércoles, 17 de diciembre de 2014

A Leopoldo María Panero




Zigzagueaba la mente, de un loco quizá muy cuerdo,

Que entre cigarro y cigarro, nos regalaba sus versos.


Lucidez desdibujada,

Esquizofrenia rabiosa,

Explosión de poesía que hace de dársena acuosa

Reconfortando el sentido, que oxidado está gritando

La libertad nunca existe por la maldad del humano.


por eso este desvarío

en mi locura pasmosa,

huyendo de la cordura

(de esta) des-humanidad odiosa.



Ángel Portolés