domingo, 7 de diciembre de 2014

AMARLO HASTA EL CIELO DE LA BOCA





Amarlo hasta el cielo de la boca

las papilas gustativas

y los jugos gástricos.


¡Amarlo!


Del revés y del derecho

con derecho y sin obligación.

Porque así se quiere,

desde el segundo

que se siente.


Comprendes…

Que el amor comienza

cuando empieza la vida.


Antes de un primer latido

desde que ovulo y espermatozoide

danzan unísonos…


Te transformas en

personaje dependiente

por el que respiras,

por el que sientes,

asientes,

presientes

y mientes.


Renunciar a la vida,

tan solo por él.


Por quién regala

noches de insomnio,

sol de verano

mano y abrigo.


¡Y si digo “vida”,

no digo poco

que todo es!


Desde que amanece

hasta que la noche

endurece en el día,

abotonando estrellas

en el regazo

para ser pájaro…


Vuelo,

libertad y consuelo

de quién vela

la aurora,

hasta verlo crecer.



Xary Cano