lunes, 8 de diciembre de 2014

Quédate



Quédate conmigo sin una tierra,

sin un pedazo de techo

bajo el cobijo de las estrellas

en el misterio de una noche entera.



Quédate conmigo, un minuto o una eternidad

pero quédate, camina a mi lado despacio

dentro de esta rápida vida

mientras disfruto de tu nítida presencia.



Quédate acariciándome los oídos con metáforas

hasta elevarlas al cielo como suspiros,

incendiar los diamantes negros de tus ojos

gritando mi nombre en un explotar de latidos.



Quédate para servirte de mi poesía,

de mi rítmico vaivén, mecerte en el arte de mi centro

donde guardo mis hondos secretos

esos, que a nadie he de contar.



Quédate sin fecha ni horarios

acuerdos o contratos,

olvidando que afuera existen compromisos

sabedor que despertarás,

en mis jugosos labios.



Quédate conmigo hoy o mañana

pero quédate, decidido a amar.



Victoria Falcón Aguila