jueves, 15 de enero de 2015

Collage



Elige un fondo neutro

que, a falta de otro nombre,

llamaremos vida.

Coloca un cuerpo cualquiera

y deja que se pierda en ese fondo.

Ponle un corazón y dale cuerda.

Vuelve al cabo de unos años,

luego que ese cuerpo haya sentido

el vértigo y el éxtasis

y otra vez el vértigo

de saberse incompleto.

Coge el resultado: enmárcalo.

Cuelga luego en un rincón

de tu memoria mi retrato.



Alfonso Brezmes