martes, 27 de enero de 2015

Noches de asalto



Me recuerda tu esbozo a la calle lateral que nunca evidenciamos;
al poco sueño que la noche disimula en el desplome de tus contrarios.
Los propios ojos del asalto levadizo que se esforzaba
por contener nuestra alma.
Unos pocos metros más allá de mi extraño croquis
y un tono más lejos de mi memoria,
quise amar los besos sin mención que quedaron fuera de rango.



Cleofé Campuzano Marco