lunes, 26 de enero de 2015

Ya la veo



Pensando en la niebla, descubrí cajas, un día.
Las cajas que guardan mariposas que dejaron de ser larva.
Dividiéndose cruelmente los estados de un cartón negado
a reescribir sus virtudes, sus maestrías de virtud.

Me permito vivir hacia afuera, no como esos vuelos,
de pavimento. No, me dejo al cartón de aire...
Deberá ser como cuando descubrí esas cajas,
muertas de hambre, como el día cuando diseca tu hora.

El mundo en favor del derecho de los cartones
tiene la belleza de la vegetación trasportada,
la tierra del sol quemado y la actividad de alguien que desiste.

Falta el carácter de la movilidad; sólo en esa valentía anónima...
Pues no sé si sabes que así y sólo así, ya veo la mariposa en la playa.



Cleofé Campuzano Marco