domingo, 30 de enero de 2011

Y NO AMANECE NUNCA





“Y hay cielos que no amanecen”

ROBERTO ESMORIS LARA


Hay cielos que no amanecen
y atesoran la luz de la noche
entre sus raíces de escarcha
y la descargan en la sien
cuando el sol en el horizonte
tiñe de sangre el océano.

Es otro anónimo día
que desecha el espacio
y quiebra el tiempo,
otra jornada con el lastre
de la luz sobre los espejos
que duermen en la memoria.

Miro mis manos rotas,
vacías ya de eternidad,
vencidas en los huecos
de la ardiente penumbra
que brota en mi mirada,
y no amanece nunca.





José Alberto Socorro - Noray


6 comentarios:

Emilio dijo...

Una semana de lujo, vamos.
Saludos.

Amelia Díaz dijo...

Exacto. Una semana de lujo.
Gracias, gracias, por este deleite.

elisa...lichazul dijo...

José es un Poeta de una sencibilidad prístina y deliciosa
un gusto leerle siempre

Maria Varu dijo...

no amanece cuando ya tantos amaneceres rompieron las manos y vencieron los huecos...
no amanece cuando ya sólo brota la penumbra o se atesora la luz de noche...
pero en ti Jose, eso no sucederá porque siempre amanece la sensibilidad de tu poesía

un abrazo Jose y a ti Fernando gracias por acercárnoslo un poco más

Noray dijo...

Gracias a ustedes por estar siempre y sobre todo infinitas gracias a Fernando por hacerme partícipe de su insigne Crepusculario.


Un fuerte abrazo.

Laura Gómez Recas dijo...

No amanece nunca y , sin embargo, el día llega con su lastre. Me encanta la imagen de la luz sobre los espejos. Esa luz que no es real, lo invertido que hay en nosotros mismos.

Está plagado de sonoras llamadas, de auxilios y advertencias.

Felicidades por tu paso por aquí.
Besos, muchos...
Laura