jueves, 16 de enero de 2014

Beberse el grito y el abrazo





Beberse el grito y el abrazo.

Cambiar la sed con el asombro.

Levantarse

y abrir los ojos.

Y no cerrarlos nunca.

Vivir.

Vivir de nuevo cada día.

Llevarle un sueño al horizonte.

Dejar la muerte sin heridas.

Dejar la vida viva

y con sus niños.


Domingo Acosta Felipe

1 comentario:

Sarah- Writter dijo...

Que la vida baile en tus ojos y en tu lucha.

Qué nunca nos abandone el entusiasmo.

Te ha quedado lindo.