jueves, 7 de junio de 2012

EL ARMARIO



Tengo el armario lleno de tristezas:
viejas tristezas, tristezas usadas,
alguna tristeza pasada de moda
y últimas tendencias en tristeza.

Tengo un fondo de armario lleno de dolor:
dolores apolillados, dolores muy llevados,
pero también algún dolor de usar y tirar.

Cuando alguien me coge de la mano
le cuento lo que tengo,
mucho frío y un poco de dolor.

Pero cuando alguien me coge de la mano
y me mira a los ojos,

entonces

le cuento lo que tengo.




Reyes Guillén


1 comentario:

cessione del quinto dijo...

Ciertamente que los dolores nos generan tristeza,y muchos de ellos aunque si el tiempo ha pasado todavia permanecen,es bueno contar con alguien sincero a quien decirles nuestras penas.Un abrazo.Paola L.deApparecchio denti