jueves, 17 de abril de 2014

Ámame despacio



Ámame despacio
Que vayan abandonándose las horas
Que tu boca me de el respiro
de conocer en un suspiro
como sabe el amor
que no se nombra

Y ámame en la frente
en los labios
en mi volcán de bosques y rocas
Ámame paciente
Abanderándote en mis sombras

Ámame por las calles
en los silencios de las derrotas
en la fuente que me bebe
en el universo que se asoma

Ámame entre palabras
cautiva entre tus brazos
o libre como paloma

Pero ámame sin miedo
a corazón abierto
sin horas
Como si en esta vida
solo quisieras amarme
y jamás amar a otra.



Ana Vivero

4 comentarios:

Francisco dijo...

Hermosa proclama.
Es muy fácil amar
a quien te ama.

ana vivero dijo...

Gracias.

José García Pérez dijo...

Vamos: amar a tiempo y destiempo.
Si es eamor siempre será así, pero... es poesía ¿no?
Besos.

ana vivero dijo...

Poesía José. Nadie mejor que tú para saberlo.
Gracias