domingo, 4 de diciembre de 2016

DISOLUCION




En los jugos de tu boca

se diluyen mis extravíos

en la hambrienta poesía

que logra que bulla la sangre

que entre y salga el aire tibio

que mis ojos se desabrochen

cuando inexorablemente

en los amarres de tu puerto

tú me atracas.



María de Paz