martes, 13 de diciembre de 2016

HILOS:




Somos simples hilos:


que se entrelazan,


que se deshilachan,


que se fusionan


y se tiñen anhelando esos hilos enmohecidos.


Diseccionamos nuestros vientres,


nos dividimos y, como hipócritas,


nos marginamos.


Pensamos más en nuestro bien que en el de los humanos.


Y, así, preferimos alejarnos y evaporarnos en una niebla blanca


como la sonata de aquel músico olvidado.



Gemma Carreras