lunes, 12 de diciembre de 2016

El suicidio como algo inminente, inevitable.



El suicidio como algo inminente, inevitable.


Irse, alejarse del abismo y descender a otro.


Arrancarse la enfermedad a gritos de constante locura


Extirpar el dolor con sueños y fundir esos sueños en el infinito para, así, crear un puente
entre la vida y la muerte.


Tener coraje de marcharse, de perdonar el dolor, de sonreír a la enfermedad y de no
dejarse guiar por el corazón.


Suicidarse con la enfermedad para que nunca vuelva a brotar.




Gemma Carreras