jueves, 20 de marzo de 2014

Ella, la tristeza



Va llegando con la noche
siempre vestida con su oscuro velo,
baja los escalones y
rodea todos los rincones
sin estrella.

Hasta el fondo del corazón

Ella, la tristeza

y se acurruca en una esquina

Ella, la tristeza,

abrazada a momentos
añorando miradas pintadas de olvido,
muerte de caricias e ilusiones
haciendo tristeza de la tristeza.

Hay noches que el alma
con eterna mirada ausente,
la acuna dulcemente
llorando lágrimas de estrellas.


Ana Agudo Martín