sábado, 23 de enero de 2016

La cama...



La cama ha cerrado su párpado.

Algo más

que la suma de nuestros cuerpos.

No sé ya dónde termina una carne

y empieza la otra. Mete tu cabeza

en mi pecho

y péiname el corazón

con los dientes.

Oigo a las voces del sueño

deshaciendo la mecánica del tiempo.


Julio del Pino