sábado, 30 de enero de 2016

Los minutos caminan lentamente...



Los minutos caminan lentamente

desde que tu piel se despidió con el último beso

pero tus ojos andan recorriendo mis paisajes

y tu sonrisa dulce aparece con la flores que

la primavera va a dejando a tu paso.

La distancia se mide con los latidos del deseo

pero la espera…

La espera se acomoda en latidos del corazón

que aguardan una noche de domingo.


Abril Paz