jueves, 9 de junio de 2016

En todos mis sueños



En todos mis sueños

aparece la solidez de tu forma.


He sentido la voz de tu carne

gritando en el interior de mi boca.


He sentido tu calor

en los suspiros de mi lengua.


Deseo tanto tus hombros

que quiero morir ahora mismo

y renacer como una flor nueva que deshojas

-blanca y amarilla- Recogerás el polen

que se expande desde mi corola.


Y si hoy no te digo que te quiero

es porque el único lenguaje

que entienden mis anhelos

son los largos besos de tu boca.


El cielo se enreda en un árbol

y nos contempla. !Mira

cómo tiembla aquella luna llena!


Voy a salivar sobre tus muslos,

morderé tus rodillas de azucena.


Y si el sol necesita más fuego,

que se pose entre mis piernas.


Huyen las estrellas

a jardines alados de la Tierra

y alumbran en silencio

mi ligera existencia.


Atraviesas con tu cuerda

mi pozo mojado

hasta alcanzar mi esencia.


Una mariposa flota

entre recuerdos rojos de amapolas.


Besas mis párpados

para proteger mis sueños.


Inundo los montes de tus manos

y recorro la larga y suave

superficie de tus dedos.


En tus pies pasaré

el nuevo-siglo entero,

lamiendo la dulzura

de tus pulgares viajeros.



Laura Villanueva