viernes, 10 de junio de 2016

Llevo la luna rota en los labios




Llevo la luna rota en los labios,

un enjambre de pétalos de acero

en el alma.


¿Puede pesar un mundo que no existe?

No lo sé, pero duele en los hombros

como un elefante callado.


El deterioro suele ser invisible.


Nada lo percibe. Salvo mis ojos.



Laura Villanueva