miércoles, 14 de septiembre de 2016

REFLEJOS



Reflejos que nublan pupilas.

Andante murciélago,

arqueólogo de infinitos.

Hábitos de monjas se distribuyen,

el atrio queda deslucido

por la escoria esparcida en él.

Formaciones de ideas

se enfrentan en las mentes.

La gloria recae revestida

de estiércol, que debate

entre la pureza de lo pulcro

y la socialmente sucio.

Las velas de la realidad

las recogió la madre

para que dios de ella

se halla ilustrado.

Serpientes sueltas en los ojos,

oídos y boca sin pudor.

Manos discordantes

y pies sin rumbo veraz.

La piel va engordando,

construye inacabados...



¡culpa!: mentiras

que siempre se tendrá que portar.


José del Castillo