viernes, 30 de septiembre de 2016

PUJANTE PRIMAVERA




Hay en las bibliotecas

para desosegadas mentes luz,

sin círculos cuadrados.



Una solemne boda,

sin temores ni trabas

de literalidad.



El mito, derribado

por el hacha del leñador,

en el bosque de las historias.



Pujante primavera

de glicinas y rododendros,

sin el trauma de tradición.


Emilio Serrano