viernes, 21 de julio de 2017

EL CAFÉ DE DESPUÉS




Las miradas vuelan

con las palabras de equipaje

para escudriñar la lluvia

que se estremece en las ganas

de sentirse libre

romper las amarras

del pasado cautivo

que me retiene

en un espejismo

habitando la soledad

de los recuerdos confusos

muertos en la convivencia

del espacio

me visto una sonrisa

que desafíe el ruido

reviso los mensajes

para leer entrelineas

y contestar las obviedades

de los funerales

disculpas de egoísmo

que pueblan mi ombligo

para no dar explicaciones

a los espejos

cierro la tele y enciendo un libro

para perderme en las hogueras

con la visión de lo prohibido

de olores salinos

con la imaginación

orgásmica del teatro

recorriendo la distancia perdida

para rescatar un segundo

en otro saludo no dado

y enrocarse con los juegos

el azar y los castillos en el aire

sin precio conocido

para reescribir un encuentro

que asesine la cama

o prepare el café de después

de los gemidos.



Ibon Zubiela




2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Me gusta el haberte hallado escribes tal cual me gusta a mí

Olerkibon dijo...

Mil gracias!