jueves, 6 de febrero de 2014

Puntos suspensivos






Una tarde cualquiera de Skype como la de hoy

en la que te veo en movimiento después de tanto texto comprimido

esquivo la razón que me lleva a perderme en las esquinas

y hundiéndome en tu yo virtual que se sonroja

te miro de frente con todos mis sentidos



Hiervo literal e instantáneamente

y quiero comerme las palabras despacito de tu boca

abrir con mis caderas un paréntesis entre tus piernas

y quedar tan pegada a ti

que no puedas seguir creciendo sin invadirme



Alejo las voces que insisten en recordarme

que no somos punto y seguido

y acojo tu lengua entre mis labios

le doy la bienvenida a tu hogar por esta noche

en esta habitación que se desvanece

a medida que tu piel se abre camino



Puede que en realidad no seamos punto y aparte



A mí me basta por hoy

con ser solo unos cuantos

locos e inflamables

puntos suspensivos



Tania Evans