lunes, 9 de febrero de 2015

VIDA CRISÁLIDA



Así es la vida

un inmenso holograma

pura apariencia que se despliega en

(el vacío).

Justificada en cambio

en secuencias que nombró Fibonacci

(interminables).

Disquisiciones de un dios a

5000 fotogramas por segundo,

crisálidas rompiendo

capullos en flor.

Escudriña la explosión

de formas y colores

geometría atada a cal y canto

de un modo perfunctorio.

Yo soy sólo escribiente

de la obra de la vida.


Marta Domínguez Alonso