sábado, 9 de mayo de 2015

No tengo toda la vida



No tengo toda la vida
para que me quieras,
pero si quieres,
toda es mi vida
si para ti la deseas.
Desde la salida del sol
hasta el ocaso,
con siesta incluida
para dormir atrapados
en medio de sueños
que nunca despiertan.
Donde no importa dónde
ni cuándo,
sino con quién.
Porque no tengo toda la vida
para que me quieras,
pero si tú quieres,
te esperaré.


Marta Aubá Salvadó