domingo, 22 de mayo de 2016

Amanecí.



Amanecí. 
Envuelta en la vida abrazadora.
Rozando esta piel ,
que siente ausencia. 
Sucumben los silencios. 
en el espacio cálido.
Camino sobre los campos
minados de los pensamientos. Busco tu presencia.
En una guerra continua,
mi sangre se derrama.
El alambrado me anuncia
los límites.
Quedando atrapada.
Como una flor,
en la sinuosa realidad.
Mientras el sol
brilla ferozmente
en la bóveda.




Elba Alicia Junco