miércoles, 11 de mayo de 2016

SOLTAR RIENDAS





Rendirse le costaba

Fue pura “Javata”

Vencida en incontables batallas.

Conseguía resolver su contienda.


Renunciar le aterraba

Forjada a sí misma,

Tras perder varios asaltos.

Lograba alcanzar luz en la cruzada.


Aceptar la herida

le ocasionaba

tal guerra interna

que era capaz

premeditadamente

provocar un conflicto

encontrar una tregua.

El orgullo como escudo y emblema.


Al no saber ceder.

mujer de armas tomar

le costó rendirse .


La paz solo es posible

cuando uno se entrega …


Helena Paso Reales