domingo, 28 de octubre de 2012

A VECES A VOCES





A veces, abro mi cartera y está vacía,

abro mis ojos y sigo sin ver,

o presto toda la atención

y nadie me la devuelve.



A veces, pago impuestos

que son deudas que jamás

hice nada por contraer.

A veces, me quedo a vivir en tu mirada

y se me va el alma en el alquiler.

Y de repente…

se cae el cielo,

se moja el aire

y siento miedo.



Sometimes, I talk another language.

Y no me entiendo,

y no me atiendo como es debido,

y bebo más de lo convenido

y hablo más de lo concertado.



A veces, me llaman para cambiar de compañía

y abandono a mis amigos,

a veces no tengo amigos,

a veces vendo amigos.



A veces descubro la verdad

y se muere de frío.

A duras penas recuerdo

que tengo mala memoria.

A duras penas, mangas verdes

que suenan en el río a buenas horas,

y amanece más temprano…

y no por mucho madrugar

recibo la ayuda de Dios.

Y de repente...

se cae el cielo,

se moja el aire

y siento miedo.



A veces me repito como un metrónomo,

a veces me repito como un metrónomo,

a veces me repito como un metrónomo,

y me equivoco como la paloma de Alberti,

y me creo que hay fronteras,

y pienso que ser español es importante,

o un privilegio o un color.



Quelque fois je parle en autre langue,

y no me entiendo…



Y a veces veo muertos,

y a veces son los muertos los que me miran...

Y de repente...

se cae el cielo,

se moja el aire

y siento miedo.



A veces pierdo el hilo

y todo se hace más difícil

porque no puedo coser y cantar.

Y a veces tic,

soy un reloj tac,

y a veces tic,

soy un reloj tac.

Y me repito como un metrónomo,

y me repito como un metrónomo.



Y mido el tiempo,

su tartamudeo constante,

su irse desovillando,

su implacable latido.

Y de repente...

se cae el cielo,

se moja el aire

y siento miedo.

  

Tomeu Ripoll Moyá

2 comentarios:

jonhancome dijo...

Me hizo sonreír, saludos.

Alexander Muñoz dijo...

Desde un lugar del mundo que a veces esta gritando a voces que permanece aquí en movimiento, te saludo y agradezco este bello ejercicio de lo bello, sonoro y repetitivo como todo lo bueno que se repite de cuando en cuando en nuestra vida de sueños, genial, hermoso y poético, a veces yo me siento igual... Un abrazo desde Cali. Colombia