martes, 28 de mayo de 2013

Itaca



Muéstrame con tus ojos

de promesas de sur

el regreso a Itaca,

la vuelta a casa

desde estas soledades pálidas

tan al norte de tu boca.



Muéstrame el camino

que desde esta fría Europa,

tierra de penumbras,

me acerque por ríos y desiertos,

valles y montañas

hasta el estrecho luminoso

que anticipa África,

continente madre de toda vida.



Muéstramelo ya,

sin demora,

con el fuego de tu amor

trazando el meridiano trémulo

que guíe mis ansias de viaje

por los derroteros del deseo.



Tomás Soler Borja






2 comentarios:

Magda Robles dijo...

Siempre hubo caminos... y caminantes...

Ts acróbata dijo...

Y horizontes...y destinos.

Besos!!