lunes, 21 de julio de 2014

Aguarda



Sentada frente a ti

arrojaré los restos de memoria

desahuciando al pasado

por ser lo que ahora queda.



Regaré tus corales con cumpleaños

te obsequiaré desdicha en celofán,

errores y este miedo.

Me cobraré la espuma

-superflua- sólo ella es quien se acerca,

no sabe que en tu fondo enterré los delfines.



Queda poco, ya llego,

y me verás sentada, ahí, delante

mientras te vas y vuelves -siempre sabes volver-.

Estoy de recogida

preparando matrioskas,

matrioskas de deseos

que envuelvo entre burbujas de plástico y papel.



Espera, ya verás, voy a llegar.

Por las noches serán esas estrellas

-las que techan tu agua-

nostalgias y guernicas abrigándome toda.

Y de día el azul con que recibes

me dirá que el presente es como un canto

y el futuro silencio a completar.



Me mudo hacia tu eco

voy llegándote, aguarda,

otórgame el silencio que te queda;

dámelo todo, mar.



Graciela Zarate


2 comentarios:

Pablo Fernando dijo...


Bello poema , armónico e intenso.

tartucas dijo...

Magnífico poema de la autora del mejor libro de poemas que haya leído: "El Loco" (Aunque este sea de "A contraluz de embargo")