viernes, 18 de julio de 2014

Otra luz



Se hace intolerable esta luz
que parece castigo divino
esta luz opaca y cetrina
que todo lo ensucia
que todo reconvierte a gris.

Premoniciones
de falsas promesas por venir
la ausencia de melodía
la lasitud del tiempo
y la dejadez de estos brazos
que se rinden.

Brazos extendidos
a lo largo del cuerpo
olvidándose de oraciones
paganas, dejándose caer
en total abandono.

Y ya no son brazos
ni manos, ni dedos...
tan solo alas desgajadas
desteñidas, reconvertidas
a muñones...amputadas
por esta luz de hoy.

Luz intolerable
que me violenta y descubre
que me vacía por dentro
y me vuelve del revés
cual bolsillo viejo.

Cierro los ojos
buscando otra luz,
menos hiriente
más plácida
que no enllague...
una luz que fluya de mis adentros
y al fin... me libere!



Diana Maura