martes, 15 de julio de 2014

Días



Y son ya
varios días de ortiga
violentando mi piel.

Días
en que resulta imposible
dar esquinazo
a la amargura.

Días de ortiga,
sin motivo
ni porqué...

Días
que se entremezclan,
en esta cuneta,
despiadamente
con las amapolas...


Diana Maura