jueves, 10 de julio de 2014

AURORA BOREAL




Dedicado a todas las mujeres víctimas de la violencia de género

Arrepentido. casi muerta su carcasa,
los ojos lánguidos, grises y opacos
que pareciera que era cierto su pesar.

Los años de hierbas envenenadas
falsificando ilusiones y abrigo en enero,
no mitigaban la agonía y el recelo

que ella llevaba a cuestas.
Ni siquiera le gustaban ya sus manos
que un dia fueran fuego reavivando arcanos.

Ya no, nunca más volverá
a la piedad, nunca enjugará más lágrimas
de cocodrilo dipsómano.

Si ha de mirar hacia algún punto
lo hará hacia el ártico, donde la aurora boreal
sólo dura seis meses. Los demás, no se cuentan.


Meri Pas Blanquer


3 comentarios:

Carlos Berdión dijo...

Terriblemente elocuente, la violencia de género es una lacra y este poema expresa lo que una mujer víctima puede experimentar cuando ya ha pasado lo peor.

Magnífico poema lleno de simbolismo, con un lenguaje rico y lleno de matices.

elena clásica dijo...

Magistral poema, donde una se puede imaginar la injusticia y el pesar de una mujer que ha logrado sobrevivir al horror.

Carla Tormenta dijo...

Lenguaje culto y a la vez nítido como el agua, una mujer con heridas que todavía está cicatrizando.

Precioso