sábado, 12 de julio de 2014

BUITRE




Vacías las vísceras,
floto en la superficie.

Me acomodo sobre las rocas puntiagudas.

Grito de placer y dolor
a la par que las gaviotas.

Me interno en el bosque
y aúllo con los lobos.

Soy bestia herida
sobre las ortigas
que coagulan mi sangre.

Sospecho que mi olor a plasma
se está esparciendo
y el buitre
no puede remediar excitarse.



Meri Pas Blanquer

2 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Está bien, alcanzar un destino, servir de excitación a alguien.
Abrazos, siempre

Carla Paradise dijo...

Me parece que la excitación del buitre es como quien despierta a su enemigo... Maravilloso poema, genial siempre Meri Pas Blanquer.