lunes, 7 de marzo de 2016

Hemos tenido que esperar...



Hemos tenido que esperar

a que suba la temperatura

para poder quitarnos las etiquetas.


He tenido que aguantar

la respiración

para llegar a tu altura

sin campamento base,

ni abrigo,

ni cerezas.


Todavía colecciono intenciones

pero me siguen faltando

los cojones

para dejar de lamentar que mis heridas

ya no se curan como antes;


Puede ser que otra vez

nos pille la tormenta,

pero me niego a volver

sin los diamantes.


Carlos Quintas