sábado, 19 de marzo de 2016

Perfil de riesgo



Ya no busco crédito.

Jamás me gustó contraer deudas

que suben a golpe de celos,

con el caprichoso vaivén

del miedo que oculta

tu letra pequeña.


No quiero pagar a plazos

lo que no puedo abonar de una vez,

para que la usura

consuma mis ilusiones y deseos

que han de seguir siendo puros,

sin plazos fijos de besos de saldo.


No quiero jugarme el alma

amortizando en cadencia forzada

la cuota de deseo que marca

el ibex de tu apetencia.

Ser numeraria de tu cama

contra mi voluntad y por contrato.


No soy mujer de hipotecas

¿Quién puede avalar un sueño?

Si los sentimientos terminan,

el capital pendiente es nuestra quiebra,

y yo soy, por si lo dudabas,

perfil de riesgo.



Carmen Ruth Boillos