lunes, 20 de julio de 2015

A veces



A veces,

me gusta

caminar descalza,

ligera de equipaje.



Vaciar los armarios

repletos de materia prima,

limpiar los cajones

y llenarlos de estrellas.



Me gusta,

escuchar el silencio

que grita callado.



Observar la mirada

de un niño,

oler a pueblo,

a esencia,

a piedra,

a tomillo y romero.



A veces,

me gustaría,

correr las cortinas,

para bañarme

en pantanos de agua dulce

y echarle suspiros al viento.



Ana García Brionesç