jueves, 16 de julio de 2015

ALCOHOL BLANCO




Alcohol; salario de estrellas.

Jacobo Fijman


es un somnoliento atardecer

de otoño en Sevilla

la ingesta indeliberada de algún que otro aguardiente

me insta a localizar una colección de versos

ésa y sólo ésa era la intención

pero muy pronto

esta vez quizá demasiado pronto

me puede el paisanaje



grupúsculos de vulvas imberbes

atosigan mis sentidos

por una calle Sierpes curada de espanto

en simétrico vaivén con las aves del tiempo

que rasan las seseras

presagiando el primer aguacero

de la temporada



los extremos

por su parte

se amenizan

tiznados hombres-estatua

alardean de estática impertérrita

frente a un conjunto de arpistas disléxicos

que tañen desganas ante una audiencia de tiovivo

engalanada con perillas desgarbadas al uso

que no tienen otra razón de ser que encubrir papadas

de pelícano borracho



irrumpe la lluvia

los previsores se jactan de tener al fin

ocasión de desplegar sus paraguas

como murciélagos las alas



incauto de mí

yo simplemente intentaba dar

con una colección de versos

pero ahora lo menos sangrante

es volver a diluirme en alcohol blanco

porque ya sólo aspiro

a guarnecerme de mí mismo

bajo este intempestivo ocaso

de las seis y media

en Sevilla


Emilio Losada