sábado, 14 de noviembre de 2015

FALSOS LLANTOS



Llorar,
ese absurdo lamento
que hacen los humanos
cuando ya estás muerto.
Llorar,
imposible comprenderlo
después de la muerte
sólo existe el silencio.

Llorar,
llevar flores a los cementerios
profanar el descanso
de quienes abordaron el sueño.

Déjalo tranquilo en su paz.
¿No ves que ya no respira?
Si no le lloraste de amor en vida
si le mataste con tu puñal sangriento
¿para qué quiere tus lágrimas
cuando su corazón se halle muerto?.


José Lobo